Una ciudad de glaciares que utilizará el agua derretida para crear energía y cultivar alimentos

Un proyecto de estudiantes de arquitectura franceses propone la creación de una 'ciudad' de glaciares que convierta el agua dulce que se funde de los icebergs en energía y también usarla para cultivar alimentos que abastezcan Groenlandia, un continente que actualmente se abastece casi al 100 por cien de productos extranjeros.

La idea pretende fundir el agua dulce de los icebergs para convertirla en energía y abastecerse de alimentos. Originalmente fue un ejercicio para la universidad, pero el equipo ya ha comenzado a trabajar con la compañía Polarisk Analytics, que les ayudará a hacer posible este proyecto. En este momento, los diseñadores están buscando financiación para construir prototipos a pequeña escala.

Así, con este sistema se podría usar el agua dulce del iceberg en invernaderos hidropónicos para cultivar frutas y hortalizas, que luego serían entregados a las ciudades a lo largo de la costa.

«La nave central de la 'ciudad' sería, pues, el corazón del proceso de la cosechadora agrícola, el centro de su producción de energía sostenible, así como un jardín de hielo, ofreciendo espacios sociales e invernaderos flotantes comunales para ser usado por los habitantes».

Paneles solares producirían energía durante el verano. Un sistema osmótico generaría una mezcla de agua salada y agua dulce, para proporcionar el resto del suministro necesario. El espacio albergaría una población de 800 personas.

El objetivo es «explorar los límites que esta granja hidropónica (que cultiva sin poner en tierra) puede proporcionar, no sólo para la agricultura, sino también para la investigación y en la producción de energía limpia para proveer las necesidades de una comunidad» asegura Meriem Chabani, una de las autoras de esta iniciativa.  «La ciudad está inspirada en las urbanizaciones compactas habituales en los pueblos de Groenlandia, junto a la bahía», añaden.

Meriem Chabani comenta que nos llamó la atención la idea de que los icebergs son ecosistemas localizados ricos, un iceberg es un oasis, mientras que, por otro lado, hay una falta de productos de la tierra.

La ciudad iría a la deriva, de la misma manera que los icebergs se mueven, la estructura también lo haría. Técnicamente, explica Chabani «El buque en su conjunto está diseñado para estar a la deriva con las corrientes que llevan los icebergs en el transcurso de sus vidas, a menudo en círculos sobre las corrientes oceánicas cerca de Groenlandia».

Una ciudad flotante

Como los icebergs se mueven, la estructura se movería con ellos. «El buque en su conjunto está diseñado para estar a la deriva con las corrientes que llevan los icebergs en el transcurso de sus vidas, a menudo en círculos sobre las corrientes oceánicas cerca de Groenlandia».

Go to top