Forestalia construirá una nueva planta de generación eléctrica con biomasa en Palencia

Supondrá una inversión de cien millones de euros y la creación de cincuenta puestos de trabajo directos.

 Biomasa noticia Forestalia

El grupo empresarial Forestalia, dedicado a las energías renovables (eólica, fotovoltaica y biomasa), ha anunciado su intención de construir una nueva planta de generación eléctrica mediante biomasa agroforestal en el municipio de Guardo, en la comarca minera de La Montaña Palentina. Supondrá una inversión de cien millones de euros y la creación de cincuenta puestos de trabajo directos.

El reparto geográfico de las plantas de generación de electricidad con biomasa proyectadas por Forestalia en el territorio español se extiende por los municipios de: Monzón (Huesca), La Vega Requena (Valencia), Lebrija (Sevilla), Zuera y Erla (Zaragoza), Cubillos de Sil (León) y ahora, en la localidad de Guardo (Palencia).

La empresa ha insistido en las importantes ventajas sociales, ambientales y económicas que conlleva la generación eléctrica mediante biomasa, ya que cada planta supone una inversión inicial de unos cien millones de euros.

La meta de este proyecto para compañía es "priorizar actuaciones de generación eléctrica mediante biomasa en comarcas mineras del carbón por reunir unas claras ventajas competitivas". Además, ha destacado que las razones de esta decisión estratégica han sido, entre otras, la cultura energética e industrial de las zonas mineras, la mano de obra cualificada, la capacidad de evacuación de la energía eléctrica generada, el apoyo institucional y la abundancia de paja de cereal y recursos forestales sostenibles en el entorno.

La planta de Guardo de 49,9 megavatios (MW), se abastecerá en torno al 50% de esta paja de cereal, con una alta proporción de centeno y cereal que se produce especialmente en esta zona palentina y de muy bajo consumo en ganadería. El resto, residuo forestal, procederá del norte de Palencia y Cantabria.

Cubillos del Sil a Acciona Industrial, experta en plantas con uso principal de paja de cereal, será la encargada de la construcción, operación y mantenimiento. La construcción de Guardo se dará en un periodo de dos años y trabajarán unas 200 personas, más otras 50 en puestos de trabajo industriales directos que se generarán en cada planta cuando entre en funcionamiento, a los que se añaden los empleos directos e indirectos en aprovechamientos y limpieza de montes, logística y transporte, que alcanzarán las 300 personas.

El resultado de este proyecto tendrá un impacto positivo estimado de unos 500 agricultores de la zona de influencia de la Montaña Palentina, que podrán dar salida a la paja de cereal, y un gran impacto en la gestión de los montes cercanos, ya que se estima que una planta de este tamaño precisa en torno a 280.000 toneladas anuales de biomasa.

Go to top